IDEARIO

EDUCAR es motivar el desarrollo integral de la persona, cultivando todas sus dimensiones. Es facilitar al niño y adolescente que ingresa a nuestro Instituto, la consecución de VALORES que lo humanizan y personalizan, tales como la sociabilidad, la libertad, la responsabilidad, la solidaridad y la trascendencia, para llegar a ser buenos cristianos y virtuosos ciudadanos.

Nuestra VISIÓN DEL MUNDO Y DEL HOMBRE está inspirada en el Evangelio de Jesús. 
Consideramos al mundo como el lugar en que los hombres dialogan entre sí y se hermanan en un esfuerzo común para construir una sociedad más justa y solidaria.

Creemos en el hombre como valor supremo de la Creación, investido de la dignidad de hijo de Dios. Vemos en él una persona libre, original, perfectible, en interacción con la naturaleza, como los demás hombres y con Dios mismo.

IDENTIDAD DE NUESTRA ESCUELA 
Amparados en MARÍA, educamos como ella desde la presencia:

* La sencillez,
* La vida de familia,
* El servicio,
* La interioridad y la relación con Dios,
* La austeridad y el espiritu del trabajo,
* La aceptación del sufrimiento como camino de redención.